Restaurantes típicos de Madrid centro a los que hay que ir

Descubrir y explorar los restaurantes típicos de Madrid centro es una de las más gratas actividades en la ciudad para los amantes del buen comer. Si quieres conocer lo más auténtico de la cocina española, la mejor opción es un tour en el que, además de degustar los platos también escucharás las explicaciones de un gastro-guía local con World Experience.

La gastronomía española ocupa un destacado lugar en el mundo gracias a la calidad de los ingredientes, la tradición que conservan las preparaciones y el cariño con que están elaboradas. En este artículo te presentamos algunos de los restaurantes y bares de Madrid centro más emblemáticos, algunos de ellos muy románticos, originales y/o típicos españoles.

Los más tradicionales bares de tapas en Madrid centro

La tapa es uno de los más representativos emblemas de lo que cocinamos y comemos en España. Los siguientes son algunos establecimientos donde te servirán las mejores.

Las Bravas es uno de esos locales clásicos. Su especialidad son las patatas bravas, de justa cocción y con una salsa perfecta. La Caleta está regentada por una señora gaditana, lo que se refleja en las frituras. Las prepara rebozadas en harina de garbanzo y las recibirás en cucuruchos de papel de estraza, por lo que son de las mejores de los bares de tapas en Madrid centro. La Dolores es una muy concurrida taberna gracias al éxito de sus boquerones en vinagre, gildas y canapés de bonito.

La Chula de Chamberí nos sirven platos tan tradicionales como son los caracoles guisados, la ensaladilla rusa y la cazuela de mejillones. Vilalúa es una casa donde predomina el pulpo, servido en bandeja de madera, con aceite de Jaén y pimentón murciano, como Dios manda.

Restaurantes históricos de Madrid

En esta ciudad hay establecimientos de restauración que llevan muchos años funcionando, donde la tradición es realmente el alma del quehacer diario. Ya sean restaurantes románticos en Madrid centro, donde la atmósfera y la decoración son muy importantes, o restaurantes de comida casera en Madrid centro, siempre quedarás satisfecho.

Casa Botín funciona desde 1725 junto a la Plaza Mayor y el libro Guinness lo reseña como el restaurante más antiguo del mundo. Mantiene el mismo horno de piedra original y su especialidad es el cochinillo asado.

Los Galayos es un establecimiento que existe desde el año 1894 cuando se denominaba Casa Rojo. Ha tenido una relación importante con el mundo de la política y la literatura. Los callos y la ensaladilla rusa son algunos de sus mejores platos y te convencerán de que es uno de los mejores restaurantes históricos de Madrid.

Casa Alberto funciona desde 1827 en la antigua casa de Miguel de Cervantes, ubicada en el barrio de las Letras. El cocido y el rabo de toro son lo que más solicitan los clientes. El Lavapiés encontramos la taberna Antonio Sánchez, un local abierto en 1830. Algunos platos que sirve son los huevos estrellados, los caracoles guisados y las torrijas.

El cocido al carbón servido en puchero de barro de La Bola sigue siendo el mismo desde hace varias generaciones, cuando se inauguró en 1870. En el Paseo de Recoletos encontrarás el Café Gijón, que desde 1888 ha sido un lugar para comer y para las tertulias literarias, con figuras como Federico García Lorca y Valle Inclán. El bacalao confitado y las carrilleras ibéricas son algunos de sus platos. Lhardy es un local que tiene cerca de 180 años, muy elegante, que ha recibido a visitantes ilustres como la reina Isabel II. Su especialidad son las croquetas y el cocido madrileño.

Los restaurantes típicos de Madrid centro son siempre establecimientos donde la buena atención y las preparaciones de calidad son los recursos que a diario se utilizan para dejarnos un recuerdo imborrable.

ANTERIOR
SIGUIENTE