Por qué deberías viajar solo: 5 razones para que des el paso

Se nos ocurren cientos de razones por las que deberías viajar solo al menos una vez en la vida. Recorrer el mundo con la simple compañía de una mochila es el sueño de muchos viajeros.

Tomarse un tiempo para conocer mundo, descubrir nuevas culturas, personas y lugares son algunas de las razones por las que a todos nos vendría bien dar el paso.

¿Te atreves?

 

Salir de tu zona de confort

Cuando decides hacer un viaje por tu cuenta lo más difícil es dar el primer paso. Decidir que este es tu momento para hacerlo, el sitio al que vas a ir y los días que vas a estar.

Una vez hayas hecho esto habrás comenzado a salir de tu rutina diaria, de tu zona de confort preestablecida.

Alejarnos de las cosas a las que estamos acostumbrados es un gran ejercicio para valorar mucho más lo que tenemos.

Romper con el día a día y dejarte llevar por algo totalmente nuevo y sin saber a ciencia cierta cuál es el resultado puede llevarnos a situaciones increíbles e irrepetibles.

 

Descubrir lugares nuevos

Sea cual sea el destino que hayas elegido siempre conseguirás descubrir algo que desconocías.

Un lugar no solo es interesante por sus monumentos, sino por todo lo que le rodea.

La naturaleza, la forma de vivir la vida en ese sitio, su cultura, su lengua y otras muchas cosas más.

 

“Viajar enriquece el alma”, esta frase seguro que la has oído más de una vez, y es muy cierta ya que nos ayuda a crecer en lo personal.

Además, también es una forma de aumentar nuestros conocimientos ya que aprenderás cosas que no se enseñan ni en los libros ni los encontrarás en internet.

Las experiencias que obtendrás cuando viajes solo pueden hacer que te replantees tu forma de vida y que veas las cosas a las que das demasiada importancia sin en realidad tenerla.

Hacer amistades diferentes

Al viajar por tu cuenta te verás más obligado a tener contacto con las personas que te encuentres en tu camino.

Deja los miedos y las vergüenzas atrás y ábrete a conocer gente diferente.

Relacionarse con personas de países distintos enriquece mucho, ya que aprendes a ver el mundo a su manera y descubres costumbres y formas de ser diferentes a las tuyas.

Quizás alguno de estos desconocidos se convierta en un amigo en un futuro, igual hasta seguís el resto del camino juntos ¡Nunca se sabe!

Además, una de las ventajas de viajar solo es que te puedes apuntar a tours de pequeños grupos en las ciudades que quieras visitar. En estos grupos conocerás gente con tus mismos intereses e inquietudes que también están ansiosos por saber todo de la ciudad.

 

Conocerte a ti mismo

Viajar es el remedio a (casi) todos los males. Cuando recorras lugares y ciudades remotas también estarás haciendo un viaje interior en el que el resultado será el conocimiento de ti mismo.

Al estar solo contigo 24 horas al día y sin nadie más, sin trabajo, sin familia o sin amigos descubres verdaderamente cómo eres.

Las cosas que te gustan, lo que no te gusta, lo que te apetece hacer y lo que sabes que nunca más quieres volver a hacer.

Es una forma de reconectar con tu yo interior y darle la importancia que tiene, para que al volver sepas qué cosas debes cambiar y cuáles potenciar.

Libertad

Por último, algo innegable es la poderosa sensación de libertad que sentirás cada día de tu viaje.

Saber que puedes cambiar de planes en cualquier momento, que si no te apetece algo no tienes por qué hacerlo o que puedes tirarte todo el día en la cama del hotel sin preocuparte por nada son algunas de las ventajas de viajar solo.

Atrévete y disfruta de cada instante de tu experiencia.

Barcelona: el destino ideal para viajar solo

Barcelona es una de esas ciudades que hay que visitar al menos una vez en la vida. Es un lugar ideal para realizar tu primer viaje solo ya que ofrece todo tipo de planes distintos.

En Barcelona podrás disfrutar de las joyas arquitectónicas de Gaudí, conocer la forma de vida barcelonesa, saborear su gastronomía y darte un chapuzón en el mar Mediterráneo.

 

Además, es una ciudad muy cosmopolita que cada año acoge a millones de turistas, por lo que seguro que conoces a gente muy interesante en tu tiempo aquí.

¡Ven a Barcelona y descúbrelo por tus propios ojos!

ANTERIOR
SIGUIENTE