Mural del beso: Barcelona y sus tesoros escondidos

¿Alguna vez habías visto el mural del beso de Barcelona? En este post te queremos presentar una llamativa obra del artista Joan Fontcuberta cuya inauguración tuvo lugar a principios de verano de 2014.

¿El motivo? El Tricentenario de la caída de Barcelona en 1714.

Si todavía no lo conoces, no te preocupes. Te hablamos de uno de los puntos más secretos de Barcelona, tanto que incluso no todos los barceloneses son plenamente conscientes de esta obra.

Uno de los aspectos que hace tan carismático este punto de la ciudad, es el entorno de la plaza. Un pequeño rincón del barrio Gótico al que dan vida unas pocas terrazas y unos árboles. La tranquilidad y esa esencia tan característica hacen destacar al fotomosaico por encima de todo.

 

Todo lo que debes saber sobre la pared del beso en Barcelona

El mural consta de 4.000 mosaicos seleccionadas de entre 6.000 en total. Si te estás preguntando de dónde salieron tantas imágenes probablemente te sorprenda la respuesta. Todas y cada una de ellas las enviaron los propios ciudadanos de Barcelona.

Lo único que Fontcuberta pidió a los residentes catalanes fue que compartiesen simplemente “un momento de libertad”.

De haber podido y querido colaborar, ¿tú qué hubieses mandado?

La correcta disposición de toda esa selección de imágenes dan forma al mural, llegando incluso a ocupar poco más de 30 metros cuadrados. 3,8 metros de alto por sus 8 de largo definen sus asombrosas dimensiones.

Junto al fotomosaico puedes apreciar una pequeña placa que explica brevemente su historia, acompañado por una muy acertada cita de Oliver Wendell Holmess. Echa un vistazo, a nosotros nos encanta.

“El ruido de un beso no es tan ensordecedor como el de un cañón, pero su eco es más duradero.”

El mural del beso de Barcelona, ¿cómo llegar?

Una vez has leído todo esto, en WeBarcelona estamos seguros de que ya ha captado tu atención.

Si todavía no lo has visto en directo, ahora ha pasado a ser tu siguiente punto de visita de la ciudad. En caso de que lo visitases hace tiempo, quizás te apetece volver a pasarte para prestar especial atención a los detalles.

Entonces… ¿Dónde puedes encontrarlo?

¡Fácil! En pleno corazón del barrio Gótico puedes pasar por la icónica plaza Isidre Nonell. Un punto perfecto para acudir en cualquier paseo que quieras darte por Ciutat Vella.

Cuando acudas a visitar la Catedral de Barcelona, en la plaza de la Seu, te invitamos a ver en persona el mural del beso. En tan solo dos minutos a pie podrás disfrutarlo en primera persona.

Eso sí, no olvides hacerte una foto junto a él. ¿Qué mejor opción que seguir con la tradición que le dio origen? Solo recuerda, asegúrate de captar un momento de libertad para seguir fiel al motivo inicial.

ANTERIOR
SIGUIENTE