Monasterio de Sant Pere de Rodes: El coloso de la Costa Brava

La Costa Brava tiene muchísimos rincones con encanto, más allá de sus hermosas playas. Uno de ellos es el monasterio de Sant Pere de Rodes, situado muy cerca del Cap de Creus, el punto más occidental de toda la Península Ibérica.

Se trata de uno de los muchos monumentos de la arquitectura románica que se preservan en Catalunya, pero quizás este sea uno de los más sofisticados arquitectónicamente.

 

Además de conocer el monasterio por dentro, también resultan espectaculares las vistas que se consiguen desde arriba de todo.

Y, a pocos metros de distancia, incluso es posible disfrutar de las ruinas del poblado medieval de la Santa Creu de Rodes y de la iglesia de estilo prerrománico dedicada a Santa Elena.

 

Historia del monasterio de Sant Pere de Rodes

La primera documentación de la existencia del sitio data del año 878, donde se menciona como una simple celda monástica consagrada a San Pedro.

No es hasta el 945 que se empieza a considerar como un monasterio benedictino.

Entre los siglos XI y XIV se convierte en el centro espiritual de Empúries, un esplendor que se puede observar con su iglesia, campanario, claustro, sacristías o dependencias para vivir.

A partir del siglo XVII es saqueado varias veces y termina siendo abandonado por la comunidad benedictina, que terminaría instalándose en Figueres.

El año 1930 fue declarado bien de interés cultural y desde 1935 se han hecho varias restauraciones.

El monasterio de Sant Pere de Rodes está construido en terrazas para adaptarse al terreno. En la iglesia y en el claustro se puede observar con claridad cómo las columnas y los capiteles conservados desde la antigüedad tenían una influencia clásica muy marcada.

En el exterior, la portalada diseñada por el Maestro Cabestany mostraba escenas de la vida de Cristo y los fragmentos que se conservan actualmente dan una muestra de su superba calidad.

Todo ello se puede visitar hoy en día tanto por tu cuenta como con una visita guiada. Incluso es posible comer en el restaurante de arriba de todo, con unas vistas espectaculares.

 

Monasterio de Sant Pere de Rodes Tour

En We Barcelona te ofrecemos un Tour por la Costa Brava que incluye una visita al monasterio de Sant Pere de Rodes.

Con el punto de partida de Barcelona (aunque si estás en la Costa Brava solo tienes que decirlo), nos dirigimos con una furgoneta de lujo a Cadaqués y Port Lligat, dos de los pueblos de la costa mediterránea con más encanto de Catalunya.

De allí partiremos hacia el Cap de Creus, un sitio donde parece que la tierra se acaba o empieza, depende de cómo se mire.

Fuente: patrimoni.gencat.cat

 

Tras volver a Cadaqués para deleitarse de una comida tradicional, visitaremos el monasterio de Sant Pere de Rodes.

Disfrutaremos del camino que hay para llegar hasta allí, de los detalles de su historia y del increíble paisaje que rodea el sitio. Al terminar, regresaremos a Barcelona.

 

 

Si te gustaría modificar el tour, como por ejemplo para ver algún otro sitio de la Costa Brava, tan solo tienes que explicarnos cómo quieres que sea tu experiencia personalizada y ¡la haremos realidad!

ANTERIOR
SIGUIENTE