¿Cuál es la mejor época para viajar a Barcelona?

Si buscas conocer la Ciudad Condal, te contamos cuándo es la mejor época para viajar a Barcelona. Para ello tomaremos en cuenta distintas variables, entre ellas el clima y la cantidad de turistas que visitan esta hermosa ciudad llena de reclamos.

Disfrutar de una ciudad es compenetrarse con sus rincones más pintorescos, sus lugares misteriosos y sus pequeñas leyendas; ir a ver los monumentos y edificaciones que antes no conocías sino por fotos y descubrir los secretos de su gastronomía.

Si has decidido viajar a Barcelona ya sabrás que es, sin duda, una ciudad para perderse en ella durante muchos días y en la que, entre otras muchas cosas, podrás hacerte selfies increíbles.

¿Solo te falta elegir el CUÁNDO viajar a Barcelona? Sigue leyendo y convéncete.

¿Cuándo viajar a Barcelona?

Barcelona cuenta con un clima agradable durante todo el año y con un verano que es ideal para la playa, para ir de fiesta y visitar terrazas. Por eso es la temporada cuando recibe más turistas, es decir, de junio a agosto. Te lo contamos todo para que tú decidas cuál es la mejor época para viajar a Barcelona.

En otoño las temperaturas bajan pero los días aún son soleados, tanto que a veces la gente se baña en el mar. La cantidad de turistas disminuye notablemente. En invierno las temperaturas rondan los 13 grados, pero hay mucho sol con el que calentarte en una terraza o en los bancos de las plazas. La primavera cuenta con buen tiempo, la oferta cultural comienza a reavivarse y la cantidad de visitantes es baja.

¿Qué hacer en Barcelona según la temporada?

Si ya has decidido cuál es tu mejor fecha para viajar a Barcelona, también querrás saber qué puedes hacer una vez que hayas llegado allí. Una de las mejores opciones es tomar un tour privado o en grupos reducidos.

En invierno puedes hacer un tour de tapas por el centro de la ciudad para probar las mejores, junto con un gastro-guía local que te explique las particularidades de cada una. También aprovecharás para conocer los mejores mercados y el Barrio Gótico. Otro paseo interesante y divertido para el invierno es visitar en Monasterio de Montserrat, subir al teleférico, dar un paseo en carruaje de caballos y cenar en una masía.

En otoño puede ser una buena idea una salida en velero desde Barcelona al puerto de Alella para ir a visitar sus viñedos. Son famosos desde la época romana y asistirás a una cata de vinos.

Ir a ver la Sagrada Familia, obra máxima de Antoni Gaudí, es imprescindible. Una visita guiada a este catedral de belleza audaz y deslumbrante no estaría completa sin ver otras creaciones: el sorprendente Parque Güell, La Pedrera y la Casa Batlló.

Un tour nocturno por la Ciudad Condal es perfecto en primavera. Además de ver los lugares más representativos podrás presenciar los juegos de la Fuente Mágica de Montjuic, que unen luz, música, color y agua. En esta estación también es muy estimulante un paseo en globo en el Parque Natural de la Garrotxa para ver los volcanes, visitar la judería de la ciudad medieval de Besalú y tomar un brunch con productos de Cataluña.

Para el verano no te puedes perder un vuelo en helicóptero que se complemente con un paseo a pie por el Barrio Gótico y la vista de la ciudad desde el mar, en la goleta donde vas a navegar. Esto sí es conocer la ciudad. Una visita muy instructiva es la que puedes hacer a la ciudad de Girona, donde verás sus lugares emblemáticos, la Força Vella y el Ensanche Medieval. Incluye una visita al Teatro-Museo Dalí en Figueres.

Esta ciudad es maravillosa y te sorprenderá muchas veces. Allí te darás cuenta que cualquier estación es la mejor época para viajar a Barcelona.

ANTERIOR
SIGUIENTE