Compartir barco para navegar en Barcelona: Vistas, relax y amigos

Compartir barco es una idea genial si quieres conocer toda la costa de la provincia de Barcelona desde el mar. Si decides alquilar para ti solo cualquier tipo de embarcación puede ser mucho más caro. Sin embargo, no tendrás que renunciar a esta inolvidable experiencia si decides compartir un velero de lujo. Piensa que son cada vez más las personas que deciden compartir un barco en Barcelona para poder navegar avistando los mejores rincones de la costa catalana desde una perspectiva maravillosa.

¿Por qué compartir barco para navegar por Barcelona?

Compartir un barco para navegar por las costas catalanas es una experiencia que querrás repetir. Tanto las tierras de Catalunya como sus aguas resultan envidiables. La calma del Mediterráneo permite hacer muchas actividades en el mar, como diferentes modalidades de pesca, windsurf, buceo, snorkel, etc. Recordarlo gracias a tu viaje en velero es una oportunidad que no deberías dejar pasar. No se trata de sufrir navegando por tener que pescar o trabajar en alta mar, se trata de pasarlo bien para disfrutar de un día diferente.

Aparte de la experiencia que te aporta el propio trayecto en barco, el hecho de compartir gastos para alquilarlo supone una interacción social. Más personas con tus mismos intereses turísticos tienen ganas de viajar en un barco de lujo para admirar las vistas. Por tanto, podrás conocer a gente que te interese, con quien compartirás esta maravillosa experiencia que seguro que os une a lo largo de los años. ¡Un barco es una manera espectacular de socializar!

Compartir un velero y otros planes

Además de compartir un velero de lujo, podrás planear más cosas con tus acompañantes a bordo. Por ejemplo, un paquete que incluya una visita a viñedos y una cata de vinos. De esta manera, tendrás la brisa del mar, el sol y la copa de vino. ¡Un día de película que podrás pagar a un precio muy económico si decides compartir los gastos con otro grupo de interesados! Disfrutar en Alella del vino ecológico que se elabora en sus bodegas familiares es un buen modo de poner el broche a una jornada que comenzó con un paseo en barco.

Otro plan que puede gustarte y que supone un poco más de adrenalina es reunir un grupo para compartir un velero y un viaje en helicóptero. ¿Te parecen muchos transportes? Estamos seguros de que, después de recorrer Barcelona a pie, contemplar su litoral desde el mar Mediterráneo y todo su paisaje desde el aire será una experiencia que se grabará en tu memoria para siempre. Desde luego, constituye una buena forma de conocer a fondo Barcelona.

Si viajas con personas mayores, tal vez tu plan perfecto sea algo más tranquilo. En ese caso, puedes compartir el plan de compartir un barco que incluya, además de la navegación, un desayuno a bordo. En este trayecto en velero te dará tiempo a adecuar tu ritmo interno al movimiento de la navegación, a admirar el paisaje, a obtener conocimientos técnicos básicos sobre navegación y a salir desayunado del barco para poder disfrutar de Barcelona durante el resto del día.

Si todavía no te has decidido a realizar alguno de estos planes, ten en cuenta que es mejor planificar con tiempo las actividades que llevarás a cabo. Son muchas personas las que visitan turísticamente Barcelona a diario y es posible que no te dé tiempo de compartir un barco el día que lo deseas, porque no haya plazas disponibles. Por ello, sé precavido y planifica. De esta manera, podrás disfrutar al máximo de tu estancia en la capital de Catalunya y conocerás los alrededores de esta ciudad cargada de vida y paisaje.

ANTERIOR
SIGUIENTE