Cómo beber vino como un auténtico pro

Saborear un buen vino es uno de los grandes placeres de la vida.

Esta bebida tan conocida puede ser el acompañamiento perfecto para una cita romántica, una quedada con amigos o una celebración en familia.

Todo evento es un poco mejor si lo acompañas de una buena botella de vino.

Si a ti también te apasiona todo lo que rodea al mundo del vino, también sabrás que hay ciertas ‘normas sociales’ que hay que cuidar al máximo.

Beber vino como un auténtico profesional tiene su mérito, y para que te sientas el rey (o reina) de los viñedos te dejamos a continuación unos consejos útiles:

Cómo se agarra una copa de vino

Nada más abrir una botella de vino deberemos enfrentarnos al primer reto:

¿Cómo se agarra una copa de vino de forma correcta?

El error que casi todos los mortales cometemos es coger la copa por el cáliz (la parte baja donde se encuentra el vino) y decimos que es un error ya que lo único que conseguiremos será calentar el vino y ensuciar la copa.

Para hacerlo como un profesional debes sujetar la copa por la base o la pata de la copa, aunque parezca un poco repipi al principio, verás que los entendidos siempre la toman por esta parte.

Cómo saber si un vino es bueno

Ahora llega el momento en el que debes actuar como todo un entendido en el mundo vitícola y mostrar tus dotes de somelier al resto del mundo.

Según los grandes expertos, el vino se saborea con tres sentidos: el gusto, el olfato y la vista.

Y gracias a las sensaciones que nos aporte cada uno de estos sentidos sabremos si el vino merece la pena o no.

  • Fíjate en el color del vino: Aunque al principio no veas más que vino, tienes que fijarte en los pequeños matices de color. Si estás tomando un vino blanco debería presentar un color amarillo pálido, mientras que un tinto tendrá un color rojizo apagado, como el color de una teja.
  • Olfatea tu copa de vino: Abre tus fosas nasales y cierra los ojos. Percibe los olores que te aporta la copa de vino y diferencia entre frutas o flores; si son agradables al olfato seguramente será un buen vino.
  • Saborea el vino: Y llega el paso que todos estábamos esperando. A la hora de saborear el vino no te lleves toda la copa a la boca (aunque lo estés deseando). Toma un pequeño sorbo para apreciar si es fuerte, suave o ligero.

Y si quieres subir otro nivel de profesionalidad, puedes mover tu copa haciendo un pequeño círculo, olfatear y volver a saborear otra vez.

Cómo aprender a tomar vino (tinto y blanco)

De todas maneras, sabemos que es complicado iniciarse en el mundo del vino sin tener conocimientos previos.

Lo más recomendable es que te dejes guiar por los profesionales en un tour por alguna bodega conocida, como las del Penedès catalán, donde se puede degustar un cava de altísima calidad.

Y un último consejo que creemos que te interesará.

Los expertos en vinos siempre dicen que para saber apreciar un buen vino es importante beber y beber copas de vino para diferenciarlos.

Así que ya sabes ¡Salud!

ANTERIOR
SIGUIENTE