Barcelona, ciudad de mercados

Un mercado puede decir mucho sobre el estilo de vida de una ciudad y, en el caso de Barcelona, sobre las características que distinguen cada barrio: observa y escucha, experimenta y mézclate con la multitud, descubre objetos o productos difíciles de encontrar en el día a día, huele los alimentos frescos y tómate tu tiempo para saborearlos. ¿Te lo vas a perder?

 

La Boquería

Es el mercado más famoso de Barcelona y ha sido reconocido en varias ocasiones como uno de los mejores mercados del mundo. La visita es casi obligatoria, y pasear entre sus tenderetes es todo un placer para los sentidos: “Una pluralidad de sentimientos que se abren entre el ajetreado paso de la gente que se dedica a comprar y vender”.

Santa Caterina

Fue el primer mercado de la ciudad con techo cubierto y se reabrió al público en 2005 con un nuevo y colorido tejado en forma ondulada, de estilo gaudiniano, convirtiéndolo en el más encantador de la ciudad. En su interior, las tiendas ocupan el espacio de forma irregular facilitando la compra de los muchos productos.

Sant Antoni

El edificio principal, cuyas obras de renovación casi han concluido, alberga muchos tenderetes y barras donde pueden degustarse deliciosas comidas y tapas. Aun así, el mercado del distrito de Sant Antoni es más conocido por la venta de objetos y libros de segunda mano que tiene lugar cada domingo.

Llibertat

El barrio de Gracia, lleno de gente joven, convierte este mercado en un evento animado con mucha acción. Un punto de visita obligada, entre muchos otros, es el tenderete de pescado donde no solamente es posible comprar pescado, sino pedir que te lo cocinen para ti en un restaurante pop-up.

Sant Andreu

Un mercado pequeño pero con mucho encanto en un pequeño barrio en la periferia de la ciudad, ideal para vivir una experiencia familiar gracias al trato cercano y amable tanto de vendedores como de compradores, en un ambiente similar al de los pequeños pueblos de antaño.

ANTERIOR
SIGUIENTE